Buscar
  • Especialización del ATV

¿Existe la vejez en los perros?

¡Ojalá todos nuestros peludos vivieran eternamente! Pero, al igual que los humanos, todo ser vivo tiene una fase de decadencia que precede al final de nuestro camino en el mundo. Por tanto, respondiendo al título del post, sí existe la vejez en los perros, pero ¿será igual que en nosotros, los humanos?


¿Cómo es la vejez en los perros?


¿Cuándo empieza la vejez en los perros?


Siempre se ha dicho que un año de perro equivale a unos siete años en persona. En términos generales esto es bastante acertado pero claro, tenemos que tener en cuenta que esto puede variar mucho en función de la raza, hábitos alimentarios, ejercicio físico entre otros aspectos. Teniendo en cuenta estas varianzas mencionadas, entendemos que un perro entra en la etapa de su vejez cuando alcanza los 7-9 años de vida.


¿Qué señales físicas indican que mi perro es viejo?


Existen diferentes señales que podemos tener en cuenta para, junto con la edad de nuestro animal, saber cuándo nuestro perro está empezando a envejecer.


  1. Una muy clara son las canas. Cuando comienzan a salir en la zona de los pies (almohadillas) o del hocico puede ser un muy buen indicador.

  2. Otro claro síntoma, puede ser que se sobresalte al llegar a casa o que no te reconozca de lejos. En ambos casos está involucrada la pérdida de audición así como la de la vista.

  3. Otro de los signos más característicos y que más afecta a los perros viejos (en especial en las razas más pesadas) es todo el sistema locomotor. Nuestro amigo le dará pereza cada vez más el jugar, el levantarse a saludarnos o el saltar. Algunas de las zonas más afectadas con la vejez son: las articulaciones de la cadera, la columna vertebral (hernias discales), los codos, las rodillas, etc.




¿Los perros también tienen demencia?


Al igual que los humanos, los perros también sufren la vejez a nivel mental. Puede presentarse como pérdida de memoria, alteración conductual, entre otras. Estos cambios en el sistema nervioso central provocados por la edad, reciben el nombre de disfunción cognitiva y es muy importante que la conozcamos.


¿Por qué es tan importante conocerla? En algunas ocasiones nuestras mascotas pueden “desaprender” comportamientos o aprendizajes adquiridos a lo largo de su vida como: no orinar en casa, hacer caso a ciertas órdenes o no tirar de la correa. Al saber esto, debemos intentar reconducirlo e intentar enseñarle de nuevo la conducta desaprendida sin cabrearnos con él, ya que él no es consciente de estar haciéndolo mal, ¡simplemente se ha olvidado!


¿Qué debemos cambiar con un perro viejo?


A continuación os dejamos algunos tips a tener en cuenta en el caso de que conviváis con un perro viejo:


  1. El primero y más importante: debemos pedir consejo profesional. En el caso de que nuestro perro esté entrando en la última fase de su vida, debemos hacerle una revisión completa y aumentar las visitas al veterinario para que, en caso de que le ocurra alguna cosa, se detecte lo más temprano posible.

  2. Al disminuir su ejercicio físico principalmente por su incapacidad motora, debemos ajustar correctamente la dieta. Las necesidades calóricas de nuestro peludo serán mucho más bajas a partir de ahora.

  3. Y por último, a pesar de su deterioro físico, es importante motivarle a moverse para evitarle una vida especialmente sedentaria, la cual puede tener efectos negativos para su salud.