Buscar
  • Especialización del ATV

¿Por qué hay fármacos que afectan más a los gatos que a los perros?

Existe un cierto número de fármacos que afectan más a los gatos que a los perros debido a su metabolismo. Para entender el por qué debemos comprender que todos los fármacos que ingerimos, y los que ingieren nuestros gatos y perros, tienen que pasar una serie de fases dentro de nuestro organismo. Este proceso lo conocemos como “ADME”: Absorción, Distribución, Metabolismo y Excreción.


Fases del proceso ADME:


· Absorción:

El proceso que incluye desde que tomamos el fármaco hasta que llega a nuestra circulación sanguínea.


· Distribución:

El proceso por el cual, el fármaco, desde la sangre, se va transmitiendo a otros lugares del cuerpo como el músculo, sistema nervioso, pulmones, corazón…


· Metabolismo:

El proceso en el que nuestro organismo modifica el fármaco para hacer que sea más fácil expulsarlo. Aunque existen otras vías por las que metabolizar los fármacos, algunos ejemplos de vías metabólicas son la oxidación, la hidrólisis o la glucuronoconjugación. Sea cual sea la vía elegida, la finalidad total es hacer más fácil la excreción del mismo.


· Excreción:

El proceso por el cual eliminamos el fármaco de nuestro organismo, normalmente esta excreción es a través de la orina.


Para contestar a la pregunta de: ¿por qué hay fármacos afectan más a los gatos que a los perros? en este artículo tenemos que hablar de la glucuronoconjugación.


La glucuronoconjugación

La glucuronoconjugación es una de las múltiples vías de metabolismo que tenemos nosotros y nuestras mascotas. Es una de las reacciones más comunes y una de las pocas que se da en el sistema enzimático microsomal hepático. Un ejemplo de un fármaco conocido que llega a metabolizarse en esta vía es la morfina.


¿Pero, entonces por qué hay fármacos que afectan más a los gatos que a los perros? Pues por que nuestros queridos gatos no tienen la vía de metabolismo de la glucuronoconjugación.


Es por esto que los gatos son extremadamente sensibles a múltiples fármacos que utilicen esta vía de metabolismo. Al no ser capaces de metabolizar el fármaco, les será mucho más complicado eliminarlo del organismo, por lo que, la dosis que tendrá que darles el veterinario o el auxiliar técnico veterinario (ATV) será muchísimo más baja.


¿Por qué hay fármacos que afectan más a los gatos que a los perros?

Fármacos que afectan más a los gatos que a los perros

Cuando utilicemos fármacos que se metabolizan mediante glucuronoconjugación como por ejemplo, la morfina, algunas benzodiacepinas (valium) y el paracetamol, los profesionales del sector tenemos que tener muchísimo cuidado con nuestros amigos los felinos. Una dosis superior a la indicada podría ser muy nociva.


Por último, añadir que como responsables de nuestros animales y respondiendo a una pregunta habitual entre propietarios de mascotas es: ¿Puedo dar paracetamol a mi perro o gato? Contestaremos que jamás podemos administrar dosis de medicamentos, por muy bajas que nos parezcan, sin que un profesional nos lo haya recetado, después de hacer un buen diagnóstico veterinario.


Logotipo de Cuas Formación Veterinaria

"Los contenidos de esta publicación se redactan sólo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar diagnósticos o sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que contacte con su especialista de confianza."