Buscar
  • Especialización del ATV

¿Qué alimentos son tóxicos para mi perro?

El cómo alimentar a nuestras mascotas es algo a tener muy en cuenta, ya que va íntimamente ligado con su salud y su bienestar. El alimento más equilibrado y con la concentración idónea de nutrientes son los piensos de marcas de calidad. Este hecho no quita que sí se pueda alimentar a nuestros peludos con otro tipo de alimentos, siempre y cuando vigiles y sigas nuestras indicaciones.





¡Alimentos tóxicos!


Cafeína:

La cafeína no genera ninguna respuesta “tóxica” en el organismo de nuestros animales pero, por su bajo peso, si ingieren una cantidad notable de la misma, pueden alterar el sistema cardíaco produciendo una serie de taquicardias.


Uvas:

Tanto las uvas como las pasas son muy tóxicas para los perros. Si las ingieren, pueden provocar diarreas y, a dosis más elevadas, insuficiencia renal aguda.


Aguacate:

El aguacate posee una toxina fungicida que favorece su conservación. Para los humanos esta toxina es inofensiva, pero en nuestras mascotas puede provocarles alteraciones gastrointestinales como vómitos y diarreas.


Nueces de macadamia:

Estos alimentos son muy tóxicos para nuestros perros. Todavía no se conoce con exactitud la molécula exacta que provoca la sintomatología nociva pero, la clínica que presentan es bastante severa. Suelen tener vómitos, están cansados y presentan debilidad muscular de las extremidades. Normalmente, los síntomas acaban remitiendo a las 48h


Alcohol:

El alcohol posee etanol, a diferencia de los humanos, nuestras mascotas son mucho más vulnerables a este compuesto que nosotros mismos. ¡Hay que ir con cuidado!


Chocolate:

El compuesto tóxico del chocolate es la teobromina, una sustancia muy peligrosa. Su efecto tóxico es por su afección cardiovascular. ¡En dosis elevadas puede provocar un infarto!


Cebolla/ajo:

Ambos son tóxicos por la misma razón. Contienen niveles de tiosulfato elevados. El tiosulfato es una sustancia tóxica tanto para perros como para gatos que les produce anemia hemolítica, es decir, rompe sus glóbulos rojos a nivel sanguíneo.




"Los contenidos de esta publicación se redactan sólo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar diagnósticos o sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que contacte con su especialista de confianza."